El Caribe es uno de los mejores destinos turísticos del mundo para hacer un crucero. Sin embargo, para que la experiencia sea mucho más fructífera debemos saber cuál es el mejor momento del año para viajar. Hay cruceros en el caribe durante los doce meses, pero ni que decir tiene que unos son más interesantes que otros por mor del clima, el precio y otros condicionantes.

Mayo, la mejor opción

Los turistas que buscan un clima benigno y unos precios económicos deben optar por hacer su crucero en mayo. Este mes coincide justo después de la temporada alta para los cruceros en el caribe, que se desarrolla entre diciembre y abril. En mayo, los precios de estos viajes se reducen notablemente con respecto a solo unas semanas atrás.

Sin ir más lejos, en mayo vamos a poder encontrar muy buenas ofertas de cruceros en el caribe. Un mes del año en el que acaba de terminar la temporada alta y las compañías se preparan para la llegada del verano. Se pueden reservar cruceros de todo tipo, desde los más asequibles de 5 a 7 días a los más largos, que pueden durar hasta 12 días.

El mes de mayo también ofrece un clima perfecto para hacer un crucero, sobre todo en las islas del sur del Caribe o en México. Nos encontraremos con días soleados para poder ir a la playa y visitar relajados cualquier ciudad y noches cálidas e ideales para disfrutar en la cubierta del barco.

Noviembre y principios de diciembre

Si deseamos escapar de la temporada alta, los meses de noviembre y principios de diciembre también son interesantes para hacer un crucero por el Caribe. Un crucero durante estos meses nos permitirá disfrutar de playas más tranquilas y recorridos con menos turistas por las ruinas y las ciudades coloniales.

Meses que, por cierto, también nos servirán para escapar del frío invernal. Nada mejor que darnos una escapada para sentir los cálidos sones del Caribe en una época del año que solemos asociar siempre con el frío.

La estación seca

La estación más seca tiene lugar en el Caribe entre mediados de diciembre y mediados de abril. Durante estos meses, llueve muy poco (en caso de hacerlo sería una lluvia fina y corta al caer la tarde). Las temperaturas son constantes y oscilan entre los 20 y los 25 grados centígrados. Si planificamos con antelación, es probable que podamos disfrutar de ofertas en cruceros más que interesantes.

La temporada de lluvias

Los meses de junio, julio y agosto coinciden con la temporada de lluvias en el Caribe. Las temperaturas máximas se sitúan en torno a los 25 grados, pero la sensación de calor es mayor por culpa de la humedad. Las islas suelen estar más tranquilas en esta época del año y los precios bajan. Un buen momento también para disfrutar de un crucero por el Caribe.

En definitiva, hay varios meses que son ideales para los cruceros en el caribe. Todo dependerá un poco de nuestras vacaciones y cuándo podamos viajar. Solo hay que tener en cuenta la época para planificar con mayor o menor antelación y así conseguir precios más baratos.